25 de enero de 2011

Dices tanto "te quiero" que ya no sé si creerte. Si ayer mismo le dijiste eso mismo a otra, a alguien diferente. Quiero creer tus palabras ¿Quién sabe por qué? Haces que me sienta importante, que espere todas las mañanas, las tardes, para verte conectado. Por si acaso suena el teléfono. O un nuevo SMS. Escucho durante las clases nuestra canción y repito una y otra vez cosas que dijiste el día anterior. Y todos me dicen que no piense en ti, que no mereces la pena. Que creerte es estúpido, que sólo juegas y haces llorar. Que nosotras somos tus muñecas que quieres manipular. "No caeré tan bajo, lo prometo". Pero ya me noto cayendo. Pero no, no los decepcionaré, lo siento, pero no. Siempre recordaré tus bonitos detalles y esas hermosas frases. Esos abrazos que me marcaron. Pero nada más. Juro que nada más. Me resguardaré en tus abrazos y me obligaré a mí misma a hacer lo mismo que tanto llevo haciendo. Y lo siento si te quiero y no debí quererte, si me fijé más en ti de lo que jamás debería. Si en cada mensaje que me envías yo ponía más ilusión de la que nunca debí poner . . .

3 comentarios:

  1. Muchas gracias!:3
    Me alegro de que te guste♥

    ResponderEliminar
  2. Que tonto :( x hacerte eso en algun lado del mundo estamos otros sufriendo por ello & el diciendole a medio mundo u.u "TE QUIERO" que le den... me encanto tu entrada ;) te sigo en este blog besos :)

    ResponderEliminar